¡3 Pasos y La Venta es Segura!

La venta de productos o servicios se realizan en espacios muy determinados y variados. Si antes bastaba un encuentro en la barra de un bar y la firma de un contrato en una servilleta ahora la posibilidad de vender online, además de en una tienda o despacho físico, es una realidad. Pero en todos los casos, es esencial conseguir la confianza de los clientes.

Y en adquirir esa confianza hoy pueden ayudarnos de forma muy significativa las redes sociales. Pero tengamos algo claro: las redes sociales no sirven en sí mismas para vender de manera directa, o al menos no están concebidas para eso. Es un lugar donde puedes (y debes) mostrar tus productos pero nunca será el sustituto de una tienda online con su correspondiente y segura pasarela de pago o una tienda física con su caja registradora o smartphone. Para lo que sí sirven las redes sociales es para captar la atención de personas que en un momento determinado podemos convertir en clientes y consumidores de nuestros productos. Es lo que llamábamos al principio ‘confianza’. Con ella, los miembros de nuestras redes puede que no estén interesados hoy en comprar lo que les ofrecemos, pero seguro que si hemos sabido captar su atención, si les hemos aportado contenidos de calidad, cuando necesiten servicios o productos similares a los que nosotros ofrecemos, nos elegirán sin dudarlo.

Hay distintas fases por las que nuestros seguidores y fans deben pasar hasta que se convierten en clientes.

A la primera podríamos llamarla de captación.

 La persona no nos conoce. Así que hay que llegar a él. Lo haremos creando tráfico cualificado y para eso nuestra web y blog son esenciales. Buscaremos siempre personas o empresas que puedan tener algún interés en la actividad que nosotros desarrollamos.

A la segunda de las fases, la llamaremos de fidelización.

 Ya han llegado a nosotros, ¿cómo les demostramos que pueden confiar en nosotros y en lo que les ofrecemos? A través de la calidad de nuestros contenidos, de la agilidad en nuestras respuestas, de nuestra interacción, de la capacidad de resolver dudas y conflictos de otros clientes.

Y llegamos a la tercera fase: nuestros seguidores y fans se convierten en clientes.

 Es el momento de conseguir sus datos para poder establecer un contacto más directo. Y eso se consigue por iniciativa del cliente o por propuestas nuestras en las que a través de concursos, sorteos, promociones, descargas gratuitas… podemos obtener sus datos, preferentemente sus correos electrónicos a través de los cuales podemos enviar nuestras ofertas y establecer un contacto directo.

En la cuarta fase se produce la venta. Es esencial dirigir a nuestro cliente a nuestra tienda física u online porque como ya hemos comentado antes no es en las redes sociales donde se produce la venta.

De este modo,

con un trabajo ordenado y programado podemos conseguir que personas que nunca habían oído hablar de nosotros y de nuestros productos o servicios se conviertan en clientes fieles.

Merkatech México es una empresa dedicada a promover el crecimiento economico de sus clientes, orientando sus acciones hacia la consolidación de su marca en el entorno virtual e la internet, confie en nuestros expertos quienes le guiaran paso a paso en cada segmento de ese proceso.

Los 10 pasos que debes hacer para crear tu campaña de Marketing Digital

El internet es por mucho, la mejor plataforma de ventas de la historia de la humanidad, así de corto y de sencillo; miles de millones de empresas se anuncian diariamente queriendo tomar una pequeña rebanada del pastel que representan las ventas, pero, la enorme verdad es que pocas empresas logran siquiera a saborear el merengue (betún) y después de haber invertido dinero en campañas en redes sociales, en google y en mail marketing es cuando se preguntan ¿Qué estamos haciendo mal? He aquí las 10 recomendaciones para lograr una estrategia de Marketing Digital Adecuada.

1.- Crea un plan desde el inicio.

Olvídate de sacar la cartera y pagar una campaña en facebook o google (mal para ellos pero es asi) primero pon en un papel que deseas lograr, por ejemplo “vender 100 piezas de mi producto mensualmente via internet” ¡ah! Pero se te olvida que para vender en internet Primero, ¡se enamora al cliente! Así que antes de vender ¿qué debemos hacer? ¡Darnos a conocer!

2.- Genera tu plataforma principal.

Y no hablamos de abrir un perfil en facebook, eso cualquiera lo hace y no logra nada, tampoco es abrir una página de facebook y listo, hay que planificar que quiero que contenga ese sitio, que lo hace llamativo y suculento para mis potenciales clientes…

Y es ahí donde aparecen los contenidos; videos, imágenes de diseño, fotografías profesionales, infografías, diapositivas, artículos de blog, ebooks, White papers (no te preocupes luego hablamos de que es esto)

3.- Entiende el proceso de cómo generar compradores convencidos.

No es solo pagar o crear diseño atractivo, ¿Qué desea el tipo de cliente que tengo yo? ¿Qué tipo de personas deseo atraer como clientela? ¿Qué les atrae en concreto de los productos/servicios que ofrezco?

4.- La Primera Plataforma de ventas… Tu Web.

Muchos creen que estar en Facebook es estar en internet, y es un error garrafal, estar en Facebook es estar en una red social, nada más, pero el grueso de los usuarios están en todos lados, es más, muchos confían más en sitios web especializados para comprar que usar Facebook o cualquier otro sitio web ¿la razón? Facebook no se hace responsable de cualquier evento de compra venta que exista dentro de sus dominios.

5.- Crea tu web, no solo la veas diseñar.

Muchos al no saber de diseño simplemente compran la web, pensando que como la ven bonita va a funcionar, nada más distante ni más cierto, muchos sitios web no tienen nada de atractivos, pero son altamente funcionales y muy seguros, ahí, es donde se generan las ventas, dado que crean confianza.

Anteriormente un diseño atractivo bastaba para vender, ahora, ya no es asi, las personas se han educado, enseñado a confiar en sitios que muestran ciertos elementos de seguridad, desde el consabido y muy requerido Certificado SSL (el candadito verde) hasta la certificación de buena arquitectura de sistemas de gestión de sitios web.

¡Diseña tu web! Pídele a tu diseñador que lleve elementos de confianza, por ejemplo, si eres parte de alguna asociación o grupo de comercio unido muestra el sello o certificado, si usas algún sistema de cobro o pago de alta confianza como paypal o mercado pago, presúmelo, no todos los certificados son caros, algunos ya los tienes y no te has dado cuenta.

Busca que lo estético sea parte de tu diseño pero, antes que eso supervisa que sea fácil de usar, de entender, que cualquiera que ingrese le resulte altamente sencillo el navegar sin problemas. Que tus fotografías sean libres de derechos o mejor aún, parte de tu propio repertorio.

6.- Que tu web sea una fuente de alta accesibilidad.

Muchos sitios web ofrecen artículos impresionantes o llamativos, probablemente no estamos por comprar, pero, si encontramos una lista de deseos es más fácil que  guardemos lo que encontramos para luego poder regresar y cerrar la compra o simplemente comparar precios actualizados y pensar si cerramos la compra.

Que mantenga botones de contacto inmediato, whatsapp, Messenger o skype ¡o los tres! Teléfono celular, teléfono fijo email son puntos de acceso inmediato, ¡no dejes perder un cliente porque no tienes esos puntos de acceso! Un buen diseñador-programador los tiene listos ante cualquier situación, dado que sabe es ahí el punto de inflexión entre la compra o el perder una venta.

7.- Que tu web sea compartible en redes sociales.

No dejes que tu sitio web deje de ser parte del dialogo diario de las redes sociales, botones de compartir, de likes, de seguir son parte imperativa de un sitio web de ventas.

No es necesario y a veces recomendable el colocar cuantos likes tienes en tus redes sociales, primero porque no siempre eso refleja tu nivel de ventas y segundo porque a veces no se tienen números sorprendentes.

8.- Enamora a Google.

Y es que desde que el gigante de internet hizo presencia en su buscador rige los parámetros internacionales de búsqueda y posicionamiento (nivel de donde apareces en una búsqueda concreta o parcial de tu servicio o producto o marca).

Enamorar a Google no tiene nada que ver con la apariencia, sino con elementos funcionales, Titulos, Encabezados, Párrafos, Originalidad, Backlinks internos y externos (veces que se nombra tu sitio web en redes sociales, veces que se nombra tu sitio web en otros sitios web, veces que se nombra tu sitio web en tu propio sitio web) Descripción, Metakey (palabras claves donde google usara para localizarte e identificarte) y otros elementos de arquitectura y estrategia blanca (porque hay estrategias negras y cuando google te localiza te elimina de su buscador y eso es la muerte para un sitio web).

9.- Ahora es tiempo de las Redes Sociales.

Las redes sociales son normalmente lo que muchos ven funcionando cuando son clientes, pero son en realidad, la parte final de una estrategia bastante planificado, creada, pintada a mano; por ello es que cuando ven gigantes de la publicidad ofreciendo sus productos o servicios en redes sociales les compran, porque han creado o generado una estructura confiable y llamativa tanto para el público como para google y las redes sociales que cuando buscan el tipo de producto-servicio que ofrecen o los de la competencia, ellos siempre aparecerán.

No por ello están lejos de un plan de acción.

Crea artículos de blog (como este) donde puedas mostrar que eres experto en el tema que ofreces (es más fácil comprarle a quien muestra que sabe que  quienes no muestran su expertise) obsequia ebooks, manuales o tutoriales, comparte White papers o infografías, obsequia algo de tu conocimiento o de tu producto para que sepan que cuando hablan de ti es calidad.

Genera contenidos de atracción, diseños gráficos llamativos, videos, presentaciones o diapositivas, no intentes hacer algo que no sabes, si de plano no te funciona ¡contrata! Hay opciones de bajo costo y alta calidad de servicio, la idea es que cuando salgas al mercado seas competitivo totalmente.

10.- Establece los puntos a medir.

Nada está completo si no se mide, se cuantifica, se registra, y es aquí cuando tú debes colocar los que y los porque para saber el cómo.

¿Qué debo medir? Veces compartidas mis imágenes, veces visitadas mi sitio web, número de veces leídos de mis artículos, veces que se menciona mi empresa en redes sociales o internet, etcétera.

¿Por qué medirlos? Porque si mides veces de visitadas el sitio web sabes que tu estrategia atrae personas a tu principal escaparate de ventas (tu sitio web) porque así sabes si se han interesado en lo que escribes y empiezas a generar un posicionamiento frente a tus potenciales clientes; porque si no sabes cuantas personas fueron impactadas por la publicidad orgánica o pagada no podrás calcular que tipo de publicidad funciona mejor.

¿Cómo mejorar mis indicadores? Con  correcciones de acciones, de diseño, de planteamiento, de palabras claves, de ideas, de precios, de colores, de tipo de formato etcétera.

Cuando has logrado establecer esos puntos es que ya tu campaña va por el buen inicio.

En la segunda parte platicaremos que hacer para corregir ciertas tendencias o mejoras sobre el desarrollo de campañas.

Merkatech México te ofrece servicios de diseño gráfico, de edición de video digital, diseño web, tienda online, diapositivas o presentaciones de forma profesional y a precios increíblemente bajos; solo debes solicitar los servicios en las secciones que hay en el menú o usar los botones de acceso a teléfonos, whatsapp, messenger email o redes sociales para que un ejecutivo de ventas te atienda de inmediato.